Las peñas cadistas han retomado su actividad después de la pandemia, la cual los llevó — al igual que al resto de aficiones — a estar confinados, sin poder asistir a eventos y reuniones durante un largo periodo de tiempo.

No obstante, una vez recuperada la casi normalidad, las peñas del Cádiz CF han hecho un gran esfuerzo por retomar sus costumbres cotidianas. Eso sí, siempre manteniendo las precauciones y medidas sanitarias pertinentes para evitar posibles contagios de COVID-19.

Una de las actividades que se ha podido desarrollar ha sido la presentación en sociedad de la Peña Pazantes de Bornos, la cual se llevó a cabo en un maravilloso enclave de su ciudad.

La Peña 4 gatos también pudo celebrar su entrega de premios y una fiesta benéfica en las instalaciones del Real Club Náutico de Cádiz.

Por su parte, la Peña Barrosa Amarilla homenajeó a Aragón y Soriano, los veteranos jugadores cadistas de los años 70.

Asimismo, la Peña Euforia Cadista celebró su aniversario con una convivencia entre sus peñistas.

La Peña Cadistas Finos también pudo realizar una entrega de premios con sus peñistas.

La Peña Aguada Amarilla celebró un evento en la sede de la Asociación de vecinos Segunda Aguada.

La Peña Camaleón de Rota también agasajó a sus premiados en un bonito acto en el asador La maceta, en Rota.

Por último, y para poner el broche de oro, la afición cadista por fin pudo llevar a cabo un desplazamiento en bus desde Cádiz hasta Bilbao por parte de la FPC. Tras el encuentro, la Federación de Peñas Cadistas reconoce que volvieron “con una maravillosa experiencia y tres puntos” que les ayudarán a mantener la categoría.